12 oct. 2013

La Capilla de la Dolorosa


Siendo insuficiente el terreno donado por la Señora Llobet para la construcción de una iglesia y Casa religiosa, los Padres piensan comprar otro, y habiéndolo encontrado, el P. Terracciano comunica al P. General el lugar, las medidas y las condiciones de pago.
“Queríamos comprar -escribe- 15 metros de frente a Calle Gaona por el fondo al lado del terreno donado, además de otros 30 por Calle Campichuelo y unirlo al resto, y ya estaba todo arreglado, pero pensando que quedaba un pequeño espacio en la esquina de la Calle Gaona y Campichuelo, hemos pensado comprarlo todo, de manera que nuestro terreno sería, además del de la iglesia, todo lo que va hasta Campichuelo. Los dos hermanos propietarios están de acuerdo, pero han debido escribir a la hermana en Chile, por lo cual se espera en algunos días la respuesta, que esperamos favorable; pero creo que lo compraremos lo mismo, aún debiéndolo pagar un poco más.
“Como precio y condiciones de pago no se podía esperar mejor. Nos lo dan a 14 pesos el metro, mientras que en estos parajes se vende a 30 el metro y aún de más. En cuanto al pago, daremos 5000 pesos en el momento de la escritura, ofrecidos por los hijos del Com. Tomás Devoto que el P. Nobile conoció en Cachenta y le hizo alguna atención en su última enfermedad... Pagaremos 200 pesos mensuales por el resto, y si nos dan todo, como he dicho, pagaremos 300 pesos sin intereses. El precio total sería de 4000 pesos argentinos que, el cambio normal, vienen a ser 90.000 liras, pero ahora que la lira está reducida a cero, son cerca de 250.000; pero existe la posibilidad de pagar un poco por vez” .
En una carta siguiente, anuncia que el terreno ha sido comprado y ahora se espera sólo la Divina Providencia para comenzar.
Y, entre tanto, en espera de la construcción de una capilla provisoria y de algunas piecitas adyacentes, los Padres continúan desarrollando su ministerio en el colegio y en la capilla del mismo. Pero e1 27 de agosto la Secretaria de la Comisión les pide dejar el local destinado a la capilla porque deberá ser transformado en carpintería .
Después los Padres obtienen la posibilidad de usarlo hasta la fiesta de la Dolorosa y el 23 de septiembre renuncian a la dirección espiritual del Colegio. Alquilada una casa en la calle Pringle 1118, e1 1º de octubre llevan allí sus cosas, y el 6 del mismo mes van a vivir, llevándose también la estatua de la Dolorosa que acomodan en un cuarto transformado en capilla .
Desde aquel momento crece el número de los devotos de la Dolorosa y algunas Damas de la alta sociedad bonaerense comienzan la recolección de fondos para construir una capilla en Campichuelo.
Recogidos los primeros 25.000 pesos y contraída una deuda de otros 7.000 con el Banco Ítalobelga, e1 20 de diciembre de 1922 comienza la construcción que, terminada en siete meses, es bendecida el 2 de junio de 1923 por el Nuncio Apostólico Mons. Giovanni Beda Cardinale. Se trata de un salón muy sobrio (33x109) con un solo altar de mármol, a donde, por la tarde del 3 de junio, con una solemne procesión, es trasladada la estatua de la Dolorosa.
A la procesión, con el primer párroco, P. Juan Terracciano, que por la mañana ha obtenido la investidura, participan escuadras de Boys Scouts, varias bandas musicales, clero, autoridades estatales y muchos fieles.
La estatua es precedida por una muchedumbre de niños vestidos de blanco que canta un himno compuesto para la ocasión por el P. Pascual Rennella m.ss.cc. 
Antes de que la Virgen entre en la capilla, la banda de la Policía entona el himno nacional, cantado por todos los presentes. Después, entre sonidos de trompetas, salvas y disparos de morteros, la Virgen entra en la iglesia y es colocada en un trono provisorio.
Al discurso realizado por el P. Reverter, párroco de San Cristóbal, sigue la bendición “papal” impartida por el P. General de la Congregación venido desde Roma para la circunstancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario